Revista de Guitarras

Juha Ruokangas

Inflexible defensor de su hacer casi artesanal, sus diseños son reconocibles por los aficionados. Realiza poco más de 100 instrumentos al año en los que depositan su saber hacer y la devoción por la profesión. Charlamos con él y esto nos contó en exclusiva.

Cuándo empezaste a construir guita­rras? ¿Cuándo te das cuenta de que esto va a ser tu negocio?
R:
He estado haciendo guitarras para ganar­me la vida durante casi 20 años (desde 1995). Cuando era niño quería ser un guitarrista rockstar, y ese sueño evolucionó hacía que­rer hacer guitarras, lo que concordaba más con mi personalidad. Siempre fui el chico que quería ver bajo el capó – como es esto y como se hace, como funciona, lo que lo hace fun­cionar – y así sucesivamente. Cuando tuve mi primera guitarra, una copia barata de strat, la desmonté en pedazos para horror de mi madre y más o menos conseguí juntar todo de nuevo. Poco a poco esto se convirtió en mi hobby, arreglar guitarras. Más tarde estudié para ser luthier aquí en Finlandia y lentamen­te me empecé a dar a conocer en el negocio. Jukka Tolonen me compró una guitarra en 1997 y comenzó a usarla con su banda. Esto fue una gran ayuda, ya que Jukka era la leyen­da de la guitarra más conocida de Finlandia, muy conocido en Europa e incluso América. Resumiendo, empecé a hacer guitarras yo solo, y hoy somos un equipo de 5 personas, hacienda unas 120 guitarras eléctricas al año.

¿Fue difícil conseguir un poco de formación? ¿Has tenido un maestro, alguien que fuera una influencia?
R:
Mi primer maestro fue un luthier profesio­nal en Finlandia, Timo Mustone, que daba cur­sos nocturnos para constructores aficiona­dos. Construí mi primera copia de strat en su curso. Luego fui a una escuela de fabricación, tenemos una en Finlandia, durante tres años. Mis profesores eran Rauno Nieminen y Matti Nevalainen, dos de los grandes en la escena finlandesa de constructores. Me gradué en 1995 cuando empecé mi negocio. Como otras influencias, quizás no tanto en relación con el tipo de guitarras que hago, pero como mode­los a seguir en el mundo de luthier, tengo que mencionar a Bob Benedetto, Grit Laskin, Tom Anderson… ¡Podría nombrar muchos más!

¿Te acuerdas de la primera guitarra que cons­truiste?
R:
Sí, como ya he dicho, era una copia de strat y no seguí exactamente las “reglas”. Hice el cuer­po de caoba, sin pickguard, dos humbuckers…

¿Cómo es un día de trabajo para ti?
R:
Varían mucho… Algunos días son de trabajo en una guitarra, pero mucho de los días son de diseño de cosas nuevas, viajar a shows, tratar con los clientes, hacer entrevistas…

Una cosa a destacar es que no trabajamos horas extras en la tienda normalmente, en ab­soluto. Trabajamos 5 días a la semana, de 9-10 horas al día. Hemos entendido que si traba­jamos más, empezamos a estar cansados, la vida no está en equilibrio y luego se nota en la calidad. Así que es importante tratar de tener buen cuidado de nosotros mismos para ser capaces de dar el 100 % con cada guitarra.

6

Del 1 al 10 ¿Qué importancia tienen las made­ras en el sonido de una guitarra eléctrica?
R:
Yo diría que 9. Los tipos de madera y pe­sos dictan mucho respecto a cómo resuena la guitarra. Cuando escuchas una canción gra­bada, y la guitarra en la canción, seguramen­te no puedes oír las diferencias. Incluso si es­cuchas a tu amigo tocar, las diferencias nos son tan fáciles de notar. Pero cuando tocas tú, se puede decir de inmediato la diferencia cuando una guitarra está fabricada con ma­teriales excelentes. No es sólo una cosa audi­ble, es una sensación que se compone de mu­chos factores: Lo que se oye, como se siente la guitarra en tus manos, como reacciona a tu ataque, los matices de tocar más cerca o más lejos del puente, y así sucesivamente. En una gran guitarra eléctrica, la función de una pas­tilla es similar a un micrófono para el cantan­te. No sería afirmar que si te pones a ti mismo y a Frank Sinatra a cantar con un Shure SM58 suena lo mismo…

Si tuviera que dar un porcentaje de la importan­cia entre maderas, hardware, electrónica y téc­nicas de construcción, ¿Cómo se distribuyen?
R:
Lo siento, no puedo dar porcentajes así. Tal como yo lo veo, si hay algún eslabón débil, la guitarra sufre muchísimo. No importa lo bue­nos que los materiales son si construye la guitarra mal, será una guitarra de mierda de todos modos y viceversa. Materiales pésimos construidos de una manera brillante produ­cen de nuevo una guitarra pésima. Hardware y electrónica son tal vez la partes más indul­gentes, porque puedes cambiarlo si es ne­cesario, pero de nuevo, si quieres hacer una excelente guitarra, no quieres renunciar a la calidad de cualquier cosa. Un mal clavijero equivale a pobre estabilidad de afinación. Un mal puente puede causar todo tipo de proble­mas…malas resonancias, pérdida de sustain, rotura de cuerdas… todo cuenta.

¿Cuáles son las ventajas de la producción he­cha a mano sobre el uso de CNC?
R:
Esta es una pregunta muy compleja. ¿Qué significa hecho a mano en estos días? Muchas tiendas pequeñas utilizan CNC para hacer la carpintería, y todavía hay algunas grandes fá­bricas que utilizan el tipo más antiguo de los routers para hacer lo mismo. No utilizamos CNC sobre todo porque se trata de “un paso en un camino en el que no quiero avanzar”. CNC es bueno para la rápida producción en serie. Cuando hacemos guitarras únicas, no necesitamos ser tan súper rápidos, porque la parte de carpintería (routing) del proceso es muy pequeño en relación con todo el res­to del trabajo de todos modos. Me gustan las viejas máquinas porque son dispositivos me­cánicos como los viejos relojes, coches o mo­tos… Creo que la mayor diferencia de cómo funciona mi tienda, en comparación con otras tiendas de igual tamaño, es que no hacemos la producción en serie en absoluto. Normal­mente, un pequeño taller de guitarra con un luthier y sus ayudantes para madera, laca, calado y así sucesivamente. Esa es la produc­ción en serie a pequeña escala. En mi tienda no hacemos eso. En mi tienda cada empleado es un maestro de obras, y cada uno de noso­tros hace las guitarras de principio a fin. Esto hace que el proceso de construcción sea más interesante para el constructor, obviamente, y el control sobre todo el proceso sigue siendo sin compromisos.

4

¿Una sola bobina o humbucker? ¿Puente fijo o flotante? ¿Cuerpo sólido o hueco?
R:
Quiero elegir todos ellos, me gustan todos. Bueno, si tuviera que llevarme una guitarra eléctrica a una isla desierta, supongo que se­ría mi modelo Unicorn Classic… dos humbuc­kers, puente fijo, cuerpo sólido…

¿Qué es una buena mezcla de madera para ti? Danos un ejemplo
R:
Mis guitarras se han dado a conocer por una mezcla muy particular de maderas. Em­pecé a experimentar con el cedro español (a pesar del nombre se origina en América del Sur) para los cuerpos y mástiles para reem­plazar la caoba por algo más sensible y mu­sical, y he seguido con él desde mis primeros ensayos en 1995. Además me encanta usar Arctic Birch de Finlandia. Esta es una ca­racterística más que famosa entre los cons­tructores de boutique. Cedro español y Arc­tic Birch hacen que los instrumentos suenen realmente únicos, y estoy orgulloso de decir que he encontrado el verdadero sonido signa­ture Ruokangas.

¿Cuál es tu preferencia, nitrocelulosa o poliu­retano para el acabado?
R:
Lo creas o no, de nuevo ambos. Para una gran cantidad de aplicaciones y estilos de poliuretano es absolutamente insuperable, y cuando se aplica con habilidad en superfi­cies delgadas nunca podría decir la diferen­cia entre poli y el acabado nitro. En una gui­tarra, la característica esencial del acabado es que debe ser delgado y duro. Tanto poli y nitro pueden ser de esta manera. Durante mucho tiempo, nunca he usado acabados de nitrocelulosa. Los disponibles en el mercado son de mala calidad en la actualidad. Toma cualquier guitarra Gibson de los últimos 30 años y el acabado se siente pegajoso, espe­cialmente cuando las cosas se ponen difíciles y empiezas a sudar en el mástil. La laca es muy incómoda y de mal gusto. Siempre me quedé perplejo acerca de por qué ocurre esto y, a continuación, conozco a este tipo que te­nía una empresa de laca en Finlandia en los años 50 y 60. Él me dijo que todas las lacas nitro modernas incluyen tanto plástico que la laca nunca se seca correctamente, de ahí la pegajosidad. Tiene sentido, porque la nitro no se seca por reacción química, se seca por oxi­dación y esto requiere que la película de laca respire para que se seque correctamente. Los plásticos no respiran… Así que, hace al­rededor de hace cinco años entré en contacto con esta pequeña empresa de laca y nos pre­guntaron si podían hacerme nitro personali­zada sin ningún plástico para hacerlo como solían hacer en los viejos tiempos. Me dijeron que ellos pueden hacerlo sin plástico, pero no pueden poner los viejos ablandadores que ya no están disponibles. Un ingrediente solía ser el aceite de alcanfor y había otras cosas real­mente exóticas también. Así que me dijeron que esta nitro personalizada envejecería muy rápido y empezaría a agrietarse durante el primer año más o menos. Me dije a mí mismo que eso sería super cool. Tuvimos que com­prar algo así como 500 litros de este producto para que aceptaran hacerlo, por lo que ahora tenemos esta Ruokangas Nitro personalizada para el resto de mi vida. Ofrecemos tanto poli como nitro, en formas seleccionadas. Es ge­nial, porque nosotros también podemos ofre­cer lo mejor de ambos mundos, en función de lo que el cliente esté buscando.

¿Cuál es tu punto de vista para la selección de las maderas? ¿Qué factores valoras?
R:
Podría escribir un libro acerca de este tema… Pero sí, en pocas palabras, la madera del mástil necesita tener grano recto, sin gra­no run-out, torceduras o cualquier otro defec­to y debidamente secada, otro tema para un li­bro. También pesamos cada pieza de madera para los mástiles y cuerpos y seleccionamos en consecuencia, sobre la base de qué tipo de guitarra y sonido estamos buscando. Todo nuestro arce, abedul y aliso pasa por un pro­ceso especial de tratamiento térmico, es una tecnología patentada en Finlandia a finales de 1990. La misma tecnología ha sido adaptada por los estadounidenses durante los últimos 10 años más o menos, y venden las guitarras con el mástil de arce tratado térmicamente, lo llaman “arce asado”. Los estadounidenses tienen mucho que aprender, sin embargo, porque sobre queman la madera por lo que el color se vuelve muy oscuro. Hubo un estudio de universidad sobre el tratamiento térmico en Finlandia, y tomamos parte de la investi­gación junto con un montón de fabricantes de instrumentos musicales finlandeses – y una de las cosas que hemos aprendido bastante rápido fue que cuando la madera se quema, se vuelve quebradiza y la resistencia a la fle­xión de dicha madera se deteriorará durante los años haciendo que las células de la made­ra se descompongan por el calor. Es por eso que nuestra madera tratada térmicamente tiene un aspecto ligeramente bronceado pero en ningún lugar tan oscuro como los esta­dounidenses están haciendo. Hay mucho que contar sobre las maderas…

¿Para qué guitarrista te gustaría construir?
R:
Fácil, Jeff Beck. Bueno, me encantan mu­chos otros también. Derek Trucks es impre­sionante entre la generación más joven. Es­cucho muchos géneros de música. Crecí en los años 80 con el New Wave Of British Heavy Metal y todo eso por lo que si soy totalmente honesto, creo que una de las mejores cosas que podrían pasarme sería que Dave Murray o Adrian Smith tocaran mis guitarras algún día.

3

¿Es difícil salir de la influencia de Fender-Gibson?
R:
Sí, lo es. Uno de los chicos Fender de I + D, Tim Shaw, un buen amigo, lo expresó muy bien cuando dijo que a pesar de que la gui­tarra eléctrica es un instrumento joven, ya es un prisionero de su propio pasado. Bueno, seguramente no es del todo cierto, pero eso sí, cuando nos fijamos en el tipo de guitarras que se utilizan en el escenario y en el estudio, el 99% son F & G. En cierta medida es, por supuesto, muy comprensible, porque esos grandes fabricantes han “inventado la guitarra eléctrica”, al menos para la opinión pública. Y hoy en día cuando se habla de una strat, a menudo significa un estilo de una guitarra, no específicamente un modelo de Fender Strato­caster. Por otro lado, me veo a mí mismo como una especie de amante de la tradición. Mi pri­mer amor fue la Les Paul, y eso me gusta… “Guitarras que parecen guitarras “, ya sabes. Y una guitarra es un instrumento musical en el que la forma sigue en gran medida la función. Mi acercamiento a cada diseño que he hecho es que he estudiado las legendarias guitarras icónicas y me centro en ofrecer algo nuevo y mejor dentro de ese género. Siempre hago la misma pregunta: ¿Qué novedades podría ha­cer en este género? Visualmente hablando, mis diseños son bastante tradicionales, pero sí tengo un estilo distinto que es reconocible.

¿Qué trabajo has hecho que hace que te sien­tas más satisfecho?
R:
Ya sabes, estoy en mi profesión soñada to­dos los días, así que esta es una pregunta difí­cil de abordar de una manera muy específica. Me encanta construir guitarras. Me encanta conocer gente. Me encanta ver a la gente to­cando mis guitarras. A veces, cuando un tipo muy especial y exigente viene y quiere pedir algo muy específico es una de esas cosas que me gustan. A menudo, estos chicos han pedi­do las guitarras de varios luthiers y les resul­ta difícil estar satisfecho por cualquier razón. Me encanta tratar de entender realmente a un cliente y cuando tengo éxito es una sensación fantástica.

¿Está todo inventado en la construcción de guitarras?
R:
No. Siempre hay espacio para el desarro­llo de nuevas formas y para encontrar nuevos materiales, nuevos sonidos incluso. Soy un romántico empedernido, y estoy un poco te­meroso de que llegue el día en que no pueda llevar mi artesanía a ningún lugar nuevo.

¿Cuáles son tus planes inmediatos?
R:
Empresarialmente, estamos muy felices, y no planeamos hacer crecer la producción. Esto se convertirá en una fábrica sólo por encima de mi cadáver. Estamos ajustando nuestro gran concepto, la afinación sin fin. Guitarras… siempre hay algo nuevo que está en ciernes…

Otro frente que me gustaría mencionar es que también estoy trabajando como vicepre­sidente de la Asociación Europea de Cons­tructores de Guitarra (EGB) – y estamos preparando un espectáculo de guitarra real­mente único en Berlín. Se llama “The Holy Grial Guitar Show”, un evento internacional dedicado 100 % a la guitarra hecha a mano y a los maestros constructores de todo el mundo. Es una cosa realmente genial – así que estad atentos. Yo estaré allí con mis guitarras, jun­to con otros 100 más o menos grandes cons­tructores. Tal vez os veamos allí.

José Manuel López Gil

Traducción: Agus González-Lancharro

0 comentarios en Juha Ruokangas
Deja tu comentario